¿Puerperio? ¿Eso qué es?

Llamamos puerperio a la etapa que viene tras el parto.

El puerperio se extiende desde el nacimiento del bebé hasta aproximadamente dos años después.


Oficialmente son los cuarenta días posteriores, ese tiempo acabado el cual vas al médico y te dice que todo está bien y que “puedes” tener sexo, no te olvides dice puedes, no debes, tener sexo o no depende de si tienes ganas o no de tenerlo, no de la capacidad física de hacerlo.

Existe también la extensión de puerperio, puerperio tardío le llaman y este abarca en algunos lugares según la medicina hasta los seis meses después de haber tenido a tu bebé, pero el puerperio es mucho más que eso, sobre todo si tu opción de maternar incluye la lactancia materna.

El puerperio se extiende muy a menudo hasta los dos años, durante ese tiempo vas a ser una persona diferente.
En la duración del puerperio tiene mucho que ver la lactancia materna.

Te vas a sorprender por la fuerza de las emociones que te van a inundar, tú que antes eras una mujer de lo más racional. Cuanto más racional y organizada hayas sido más sentirás el contraste con esta nueva mujer que llora y ríe a veces sin motivo aparente.

No luches, ríndete, cuanto antes lo hagas más fácil va a ser, de verdad, te lo digo de verdad.

Déjate sentir, está bien ser emocional, está bien llorar, está bien sentirse perdida, es un nuevo momento, un nuevo lugar, desconocido, una nueva etapa para explorar y para explorarte.

No, no busques a aquella, aquella ya no está, tal vez después de esos años vuelvas a aquel punto, tal vez no, tal vez llegado el momento esta otra te guste más y probablemente tras esos dos años seas una combinación de todo lo bueno que tienen esas dos mujeres, que no son dos, eres tu.

El puerperio nos regala tiempo, con un poco de suerte vas a tener mínimo dos meses de baja maternal, esto, el tener tiempo, el dejar de tener horarios establecidos, la obligación que ya habías asumido e integrado en tu vida diaria, esto también altera tu vida diaria, tu organización.

Ahora no hay horarios, ni un sitio en el que refugiarte de tus pensamientos, ahora se convierte en aquí y ahora, no hay escapatoria y no es una condena, es la oportunidad, tu oportunidad de conocerte un poco más.

Date espacio, sí, en medio del cansancio, de descubrirte y de descubrir a ese gran amor que te ha nacido y que tienes en los brazos, tendrás tiempo de explorarte de nuevo, de sorprenderte. Y en todo eso quiérete, ámate a ti más que nunca, porque sabes, eres valiosa. 

El puerperio trae el vértigo, lo desconocido siempre tiene ese punto de miedo, ¿sabré?, mi consejo es siempre confía en ti, en lo que sientes, mira a tu bebé, míralo él te va a guiar. No hay mejor libro que la mirada, la mirada y las ganas de saber quien es, qué necesita, igual que cuando te enamoras y estás tan atenta al otro descubriéndolo un poco cada día.

El puerperio es una etapa de crecimiento acelerado para las mujeres, un momento en el que las emociones toman las riendas y no estamos acostumbradas.
Es una etapa que puede ser un lugar de encuentro para ti misma rodeada del caos en el que se va a convertir tu casa y tu cabeza, las ideas que tenías sobre criar es probable que se vayan al traste y tengas otras nuevas, bienvenidas pues.
Todo lo que has leído, lo que te han dicho, lo que te dirán a partir de ser madre, va a pasar por un nuevo filtro, ahora que ya creías que lo tenías claro se da la vuelta y lo ves del revés.

Bien, no luches, déjate llevar. Está bien.

El puerperio es un tiempo para vivirlo en comunidad, con otras mujeres, un tiempo de diálogo, de expresarte, de salir al mundo con otro discurso.

Es tiempo de compartir, tal vez hasta ahora no habías sentido la necesidad de estar con otras mujeres, pero ahora sí, ahora es tiempo de dejar de estar sola encerrada en casa con un bebé que estás conociendo pero que te asusta porque es nuevo, todo es nuevo y es tu primera vez, o la segunda, o la tercera, pero necesitas hablar de lo que te preocupa sea grande o pequeño, permítetelo, es así, el puerperio es para vivirlo en comunidad.

Sabes, nunca has sido más bella que ahora, una mujer que ha sido madre es una diosa, ha creado vida y la ha traído al mundo y eso solo lo hacen los dioses. 

Raquel Tasa
Mayo 2017

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *